Inicio | Comunicación Institucional | Difunden el hallazgo de un dino antártico

Difunden el hallazgo de un dino antártico

Correo electrónico Imprimir

El descubrimiento, hecho hace unos años, fue dado a conocer en una revista especializada que explica lo investigado por Rodolfo Coria y su equipo.

ROCA (AR).- Un nuevo dinosaurio apareció ante los ojos de expertos paleontólogos rionegrinos bajo los helados suelos de la Antártida.

Se trata de un ornitópodo juvenil de un metro de altura aproximadamente. Estos dinos poseían los pies con tres dedos similares a los de las aves, de allí su nombre, y constituían uno de los grupos de herbívoros más exitosos de su tiempo.

 

El ejemplar antártico fue descubierto en la isla James Ross, al norte de la Península Antártica, por Rodolfo Coria, director del Instituto de Investigación en Paleobiología y Geología de la Universidad Nacional de Río Negro con sede en Roca.

"Trinisaura santamartaensis", tal el nombre de la nueva especie antártica, fue descrito en un trabajo recientemente publicado en la revista especializada Cretaceous Research. El hallazgo se produjo hace algunos años pero recién ahora la investigación fue dada a conocer en una publicación científica.

En dicho trabajo Coria y sus colegas del Instituto Antártico Argentino destacan que este dinosaurio muestra semejanzas con otros hallados en la Patagonia cuyas edades oscilan en torno a los 75 millones de años antes del presente.

"Los registros de dinosaurios en la Antártida son muy escasos por lo que este descubrimiento contribuye a mejorar nuestro conocimiento sobre este grupo en latitudes altas del hemisferio sur", remarcó Coria.

El dinosaurio antártico genera nuevas preguntas sobre la fisiología y hábitos de vida de los dinosaurios, señalaron los especialistas, debido a que "hace 75 millones de años la Antártida se encontraba aproximadamente en la misma posición geográfica que en la actualidad por lo que, si bien en aquella época el clima era mucho más cálido que en el presente y no había hielo en los polos, durante el invierno las noches eran muy largas y los dinosaurios antárticos, de alguna forma que desconocemos debieron adaptarse a esas condiciones", señaló Coria desde la Base Marambio en la Antártida donde espera para ser transportado junto a su equipo a la zona de estudio. El profesional integra un proyecto de investigación que desde hace varios años impulsa la búsqueda de dinosaurios en el continente helado.

El "trinisaura"

El pequeño dino que emergió de los sedimentos que temporalmente se dejan ver bajo la superficie helada que forma parte del paisaje de la isla de James Ross pertenece al género "trinisaura" representado por una sola especie de dinosaurios ornitópodos que vivieron a principios del Cretácico Superior en lo que ahora es la Antártida.

Sus restos fósiles, consistentes en elementos postcraneales, se han encontrado en la Formación Snow Hill Island (Campaniano inferior) de la isla James Ross. La especie fue nombrada este año por Rodolfo Coria. El nombre del género es en honor de la geóloga Trinidad Díaz ("Trini"). El nombre de la especie, T. santamartaensis, se refiere al sitio de la ensenada de Santa Marta donde fue hallado el espécimen, se publicó.

El ornitópodo ("pie de ave") es un infraorden de dinosaurios ornitisquios neornitisquios, que vivieron desde el Jurásico inferior hasta el Cretácico superior (hace aproximadamente 197 y 65 millones de años), en lo que hoy es América, Asia, África, Europa, Oceanía y la Antártida. Estaban dotados de pies con tres dedos, similares a los de las aves. Se trató de uno de los grupos de herbívoros más exitosos de su tiempo.

Diario Río Negro - 31/01/2013