El Rector y los Vicerrectores de la Universidad Nacional de Río Negro, manifiestan su más enérgico repudio al ingreso de la policía jujeña a un recinto universitario sin mediar solicitud del Rector ante un juez competente, deteniéndose a dos estudiantes universitarios mediante el uso de la fuerza cuando no ofrecían resistencia, según se aprecia en los vídeos. 

Se violó de esta forma, lo dispuesto en la Ley de Educación Superior 24.521, que en su  artículo 31 establece: “la fuerza pública no pueden ingresar en las instituciones universitarias nacionales si no media orden escrita previa y fundada de juez competente o solicitud expresa de la autoridad universitaria legítimamente constituida”. 

No casualmente la primera ley universitaria de la democracia previó esta disposición; demasiada sangre habían derramado los jóvenes universitarios argentinos a lo largo de la trágica historia de represión en la Argentina. 

Por ello, estaremos atentos a cualquier acto represivo y no permitiremos ninguno de ellos. Exigimos la desafectación de la fuerza policial jujeña de aquellos que emitieron las órdenes y actuaron con desmesura en las detenciones ilegales. Vale las palabras del dramaturgo y poeta alemán Bertolt Brecht:

«Primero se llevaron a los judíos,
pero como yo no era judío, no me importó.
Después se llevaron a los comunistas,
pero como yo no era comunista, tampoco me importó.
Luego se llevaron a los obreros,
pero como yo no era obrero, tampoco me importó.
Mas tarde se llevaron a los intelectuales,
pero como yo no era intelectual, tampoco me importó.
Después siguieron con los curas,
pero como yo no era cura, tampoco me importó.
Ahora vienen por mi, pero es demasiado tarde.»